Lhovyt News
Palmera de hojaldre con chocolate
Gastro

Palmera de hojaldre con chocolate

Palmera de hojaldre con chocolate – Los altos índices de consumo del producto, que es uno de los líderes en las listas de repostería, han provocado que actualmente se produzca en distintas formas y sabores.

Palmera de hojaldre con chocolate

Las palmeras de hojaldre son dulces extremadamente populares en distintos puntos de España.

Como uno de los productos líderes en bollería, estas delicias conquistan a miles de paladares que siguen apostando por ellas temporada tras temporada. Lo demuestran las ventas del dulce en cualquier establecimiento enfocado en la repostería. No hay día en el que decenas de palmeras en todas sus tipologías, sean consumidas por los clientes de las distintas cadenas de panadería.

Las palmeras tienen forma de corazón y están compuestas por una masa de hojaldre de unos cuatro centímetros aproximadamente.

Su éxito le ha llevado hasta una producción muy diversa, por lo que hoy día, no es difícil encontrar distintos tipos de palmeras.

Diversidad de formas y sabores

Entre los tipos de palmeras dulces más consumidas se encuentran las palmeras de chocolate, las de azúcar, las de huevo o las doradas, que no añaden ningún componente extra al hojaldre. Además, hace apenas una década, este dulce comenzó a consumirse de una forma no muy conocida hasta aquel momento, incluyendo un delicioso relleno de crema de chocolate tipo Kínder en su interior y también con otros componentes como el turrón, la fresa o cremas de queso.

Del mismo modo, estos dulces suelen presentarse en distintos tamaños. Las hay diminutas, que reciben el nombre de ‘palmeritas’, y las hay gigantes, ideales para consumir en fiestas y cumpleaños. Aunque es cierto que su tamaño tradicional, que equivale a una porción individual normal pero con suficiente capacidad para saciar, es uno de los más reclamados, puesto que así resulta fácil consumir el dulce en cualquier momento.

Origen

Se cree que las palmeras de hojaldre tienen un origen francés y en muchas ocasiones, su aparición se atribuye a la idea original de un pintor del siglo XXVII llamado Claude Gellée, que ejercía de pastelero e inventó casualmente la receta mientras cocinaba una masa para su padre enfermo.

Sin embargo, es posible que la historia en torno a su creación tan solo sea una creencia, ya que según los distintos portales especializados, la masa presente en la palmera de hojaldre también puede atribuirse a un origen árabe.

A pesar de su antigua existencia, las palmeras y palmeritas en todas sus versiones, no han sido sustituidas por otros dulces más novedosos, sino que sus productores han sabido adaptar el producto a las nuevas tendencias y hábitos de consumo, lo que la han convertido en todo un reclamo gastronómico de moda.

Proceso de elaboración

Aunque los sabores que podemos encontrar en los puntos de venta especializados en repostería son a veces, inigualables, algunas variedades de palmeras y palmeritas no requieren demasiado esfuerzo en la cocina, por lo que también se conciben como un producto perfecto para cocinar con niños, que encuentran en su proceso de elaboración una forma de entretenimiento a la vez que un método efectivo de aprendizaje.

Como en cualquier receta casera, el punto más importante a la hora de elaborar las palmeras o palmeritas de hojaldre desde casa, es encontrar productos de calidad.

Por lo general, dentro del hogar las recetas no van más allá de las palmeras azucaradas. El hecho de elegir otros sabores supone un procedimiento mucho más elaborado, costoso y difícil de conseguir sin todos los recursos necesarios.

Para cocinar palmeras de hojaldre azucaradas de pequeño tamaño, es necesario encontrar una masa de hojaldre sabrosa, 100 gramos de azúcar blanca, papel para hornear y complementos como chocolate fundido o miel.

Pasos a seguir

Tras esparcir generosamente el azúcar empleado en la producción de la palmera, se debe extender la masa de hojaldre con un rodillo de cocina, dejando que el azúcar se incorpore y se adapte a la masa, que debe ir adquiriendo una forma de círculo.

A continuación los extremos laterales de la masa deben enrollarse hasta llegar a su centro, formando un rulo de hojaldre en la parte derecha y otro en la zona izquierda.

Una vez obtenida la forma de corazón a base de los pliegues realizados, es necesario forzar un corte de la masa cada uno o dos centímetros, hasta llegar a obtener un amplio repertorio de palmeritas para hornear durante un tiempo aproximado de quince minutos.

En definitiva, las palmeras dulces en todas sus formas y sabores, son consideradas como productos tradicionales de gran éxito, que lejos de quedar desterradas ante nuevas propuestas golosas, ganan cada vez más adeptos a quienes le resulta casi imposible prescindir de su delicioso y característico sabor.

Biochoc 0% azúcar añadido, la estrella de BioBética

Juan Navarro

Salmorejo y gazpacho, los platos estrella del verano andaluz

Paola Bandera

9 curiosidades de los cruasanes que quizás no sabías

Paola Bandera

Verum Restaurante entre los mejores de España

Juan Navarro

Lo que no sabías de las ‘cocinas fantasma’

Paola Bandera

Sushi Nigiri, el más consumido en el mundo

Media

Leave a Comment