Lhovyt News
Enfermedades causadas por obesidad
Salud

Enfermedades causadas por obesidad

Enfermedades causadas por obesidad – El exceso de peso desmesurado provoca en muchos casos hasta más de 12 patologías graves que ponen en riesgo la salud del paciente.

Enfermedades causadas por obesidad

Sus riesgos y su expansión en la sociedad alertan a los profesionales de la salud, quienes la culpan como responsable de 2,8 millones de muertes anuales. Se trata de la obesidad, una patología que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha catalogado como “enfermedad crónica” y que incluso cuenta con un día europeo (18 de mayo) para intentar combatirla en los países del continente.

Esta enfermedad no solo provoca un aumento de peso desmesurado, sino que según la Sociedad Española de la Obesidad (SEEDO) puede causar hasta más de 12 enfermedades derivadas.

Un remedio para los casos más extremos a los que no responden con éxito los resultados de las rigurosas dietas, es la cirugía de la obesidad, en la que importantes hospitales como Chip Wellness de Málaga están especializados.

Entre los problemas de salud que la obesidad puede desencadenar destacan los siguientes:

Alteraciones de ánimo

Existen diferentes tipos de trastornos del ánimo. Estos, son un conjunto de alteraciones psíquicas que pueden impedir una adaptación normal a la rutina diaria de la persona que las sufre.

Este tipo de alteraciones pueden causar una sensación de sufrimiento innecesario a la víctima, e incluso puede alterar la percepción del entorno que le rodea.

Entre otros problemas, las alteraciones de ánimo pueden influir en las relaciones personales, así como en el nivel de autoestima de la propia persona.

Pérdida de autoestima

La pérdida de autoestima se produce cuando una persona se rechaza a sí misma por no aceptar algunos de los rasgos (no solo físicos) que la definen, y considerarlos como defectos.

Entre las consecuencias de esta patología destaca la falta de confianza en uno mismo a la hora de tomar decisiones personales, el miedo a enfrentar nuevas situaciones y retos, y acciones exageradas para ocultar rasgos visibles ante los demás.

Apnea del sueño

Esta enfermedad impide dormir con normalidad debido a que produce un atasco en las vías respiratorias durante el sueño.

Según la Fundación Española del Corazón, la apnea del sueño aumenta el riesgo de cardiopatía y la cataloga como “una enfermedad crónica frecuente” que afecta a más de 1.200.000 personas en España.

Insuficiencia cardiaca

Es una enfermedad que afecta a la cantidad de oxígeno de la sangre que circula desde el corazón hasta diferentes partes del cuerpo.

Las consecuencias de la insuficiencia cardiaca son, entre otras, la fatiga y la excesiva retención de líquidos. Además, según la Fundación Española del Corazón, esta patología puede desencadenar arritmias que incluso pueden llegar a causar la muerte súbita.

Cardiopatía Isquémica

Es una enfermedad causada por problemas en el funcionamiento de las arterias coronarias, que son las encargadas de proporcionar la sangre al músculo cardiaco.

Las cardiopatías Isquémicas son la causa de numerosas anginas de pecho y de trombosis que pueden provocar serios infartos.

Entre una de las medidas de prevención recomendadas por los especialistas para evitar este tipo de enfermedad, se recomienda seguir una dieta baja en colesterol y grasas con el objetivo de alcanzar un peso ideal y evitar la obesidad.

Hipertensión

La hipertensión puede afectar a individuos de cualquier edad y en ocasiones, tiende a pasar desapercibida durante largos periodos de tiempo.

Esta enfermedad consiste en la subida de los niveles de la presión arterial y provoca un aumento de la masa muscular del corazón, lo que a su vez, puede desencadenar en insuficiencia coronaria o anginas de pecho.

Además, la hipertensión puede ocasionar ictus debido a los riesgos directos a los que somete al cerebro y puede provocar insuficiencia renal a causa del daño que produce en los riñones.

Diabetes

La diabetes impide que el cuerpo de la persona que la padece elimine los sobrantes de azúcar en la sangre. De esta forma, las cantidades de azúcar se acumulan en algunos órganos e incluso en las paredes de las arterias, causando problemas como la pérdida de visión, insuficiencia renal y aumento de riesgos de padecer enfermedades del corazón.

Mientras que los niveles normales de glucosa en sangre de una persona sin diabetes pueden llegar hasta un nivel equivalente a 100, los niveles en los enfermos de diabetes superan los 126 puntos. Mientras tanto, los pacientes que cuyo nivel de azúcar en sangre en ayunas en superior a 100 pero no llega a superar los 126 puntos, entran dentro del grupo de personas con altas probabilidades de riesgo, pero no llegan a considerarse como diabéticos.

Reflujo

El reflujo es una enfermedad que provoca que los alimentos que han llegado al estómago vuelvan al esófago debido al mal funcionamiento de una válvula situada entre ambas partes del cuerpo.

Entre los síntomas más comunes destaca la sensación de acidez, el dolor de garganta, el dolor de pecho repentino y algunos ataques de tos.

Hígado graso

Esta enfermedad provoca el exceso de acumulación de grasa en las células del hígado.

Aunque en muchos casos el hígado graso no provoca demasiadas complicaciones graves, sí es cierto que en algunas personas la enfermedad puede atacar de forma más agresiva provocando cierta inflamación en las células hepáticas que pueden incluso desencadenar en fibrosis.

Infertilidad

La infertilidad es una enfermedad que impide la capacidad de tener hijos de forma natural.

Según apunta la Organización Stanford Children’s Health, la infertilidad “afecta a un 12% de las parejas que se encuentran en edad de concebir”, porcentaje en el que se incluyen las personas no fértiles por causas como ovarios poliquísticos, menstruación irregular o el exceso de hormonas andrógenas, todos ellos problemas que pueden estar ocasionados por altos índices de obesidad.

Cáncer

Según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), el cáncer es “un término amplio” que abarca más de 200 tipos de enfermedades.

En las personas que sufren cáncer algunas células tienden a dividirse sin control causando nódulos y tumores.

Los individuos obesos tienen más probabilidades de padecer ciertos tipos de inflamaciones locales y crónicas que son factores de riesgo de determinados tipos de cáncer.

Artrosis

La artrosis es una enfermedad reumática que produce lesiones en el cartílago articular provocando rigidez, sensación de dolor e incapacitando a ejercer algunas funciones determinadas.

Algunos profesionales catalogan a la obesidad como uno de los enemigos principales de la artrosis, ya que según la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), las personas obesas tienen un 7% más de probabilidades de sufrir esta enfermedad.

Estas patologías son solo algunas de las que la obesidad puede ser una causa directa. Por ello, debido a la gravedad de muchas de ellas, la obesidad se conforma como una enfermedad a la que hay que poner frenos para evitar problemas de salud irreversibles que pueden llegar incluso a provocar la muerte.

Entre las formas de combatir la obesidad, además de rigurosas dietas y severas rutinas de ejercicio, se recomienda la cirugía específica en reducir los índices de masa corporal.

Fuentes: EFE Salud, Fundación Española del Corazón.

Alopecia androgenética

Paola Bandera

Vacuna Sinovac detiene las muertes por COVID-19

Juan Navarro

6 mejores ejercicios para combatir la obesidad

Paola Bandera

COVID-19: ¿Volverá el gusto y olfato a los supervivientes?

Juan Navarro

Bill Gates y COVID-19

Juan Navarro

COVID-19 en Estados Unidos 2021, enero el mes clave

Juan Navarro

Leave a Comment